ca en es
Facebook Twitter Instagram

Oli Coll de l’Alba

Un proyecto de vida en un mar de olivos

Oli Coll de l’Alba nace como un proyecto de olivicultura y elaboración de aceite de oliva virgen extra ecológico, de calidad premium y de producción limitada. Un ingrediente con una personalidad modelada por la innovación aplicada a una tradición centenaria. El resultado es una propuesta gastronómica atrevida que proporciona un juego con plenitud sensorial.

 

Producto gourmet

Cultivo ecológico

Innovación técnica

Producción limitada

Firma de autor

Patrimonio
paisajístico

Barracas de piedra seca, márgenes, río, montañas, el Delta del Ebro…

Oli Coll de l’Alba nace como un proyecto personal de recuperación de fincas tradicionales de olivos centenarios abandonados de preservación del patrimonio paisajístico y arquitectónico del Baix Ebre. Actualmente gestionamos 15 fincas que suman un total de 25 hectáreas rodeadas de un territorio de alta riqueza natural en las Terres de l’Ebre.

Un terroir
singular

La calidad y el carácter de nuestros aceites lo determina un terruño oleico único y muy especial.

La esencia es fruto del clima templado propio de la zona, la valorización de variedades locales de oliva y un terreno con características del suelo idóneas para el cultivo del olivo. Combinación inigualable de factores naturales perfeccionada por los conocimientos en Ingeniería Agroalimentaria de Xavier Guilera, autor de los aceites Oli Coll de l’Alba.

Agricultura
ecológica

El cultivo de nuestros olivos se rige por el principio de la agricultura ecológica.


La formación constante y la innovación forman parte de los procesos de cultivo, elaboración y conservación del aceite en nuestra bodega. Desarrollamos agricultura ecológica y sostenible, certificada por el Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica – CCPAE (operador CT 004024 P), y potenciada con principios de agricultura biodinámica, para aportar biodiversidad a nuestro entorno.

Una historia personal

Es posible que nunca hubiéramos pensado que aquellas vacaciones familiares en el encantador paraje de las Terres de l’Ebre durante el verano del 2010, serían el punto de partida de nuestro proyecto de vida, Oli Coll de l’Alba.

El mar de olivos centenarios, las barracas de piedra seca, los colores intensos del paisaje, la gastronomía y el talante de su gente nos enamoraron, motivo por el cual, dos años más tarde, decidimos abandonar nuestra Barcelona natal para embarcarnos en una increíble aventura que empezaría en el paraje del Coll de l’Alba.

Una aventura llena de ilusión y pasión por el mundo del aceite, cultivada diariamente con firmeza y el claro objetivo de elaborar un aceite de oliva virgen extra ecológico y de calidad premium que en cada gota contiene una porción de paisaje, de clima, de la tierra y de nosotros, Xavier y Alba.

X